Mascarilla para hidratar la cara

Mascarilla para hidratar la cara

Mascarillas para hidratar el cabello

Las mascarillas faciales son un producto muy beneficioso para la salud de la piel. A diferencia de las tradicionales cremas para la cara, las mascarillas tienen un efecto mucho más potente por la concentración de los principios activos que poseen. Por eso, una vez por semana es buena idea aplicarnos una, para contrarrestar las carencias que pueda tener nuestra piel: falta de hidratación, un exceso de grasa, un tono apagado…
El proceso de aplicación de estos productos es muy importante para conseguir que los nutrientes penetren en las capas más profundas de la piel. Para que no te apliques la mascarilla en vano, lo primero que deberías de hacer es desmaquillarte, limpiarte la cara correctamente  y después aplicar la mascarilla. Existen diferentes tipos de mascarillas para la piel: hidratantes, calmantes, iluminadoras o purificantes. Una para cada tipo de piel y necesidad.
Las mascarillas caseras para la cara tienen muchos beneficios para tu salud, además de ser muy económicas, puedes preparar una mascarilla con casi cualquier ingrediente de tu nevera. Los ingredientes naturales pueden traer muchos beneficios para tu piel, como es el caso del aloe vera o de la miel. En tan solo unos minutos puedes tener una mezcla que mejore el aspecto de tu cutis.

mascarilla casera para hidratar la cara

Con la llegada del frío, la piel, sobre todo en las zonas más sensibles, sufre muchas agresiones: se seca, se agrieta, le salen rojeces… Es necesario dedicar un día a la semana a mimar nuestra piel y para ello no es obligatorio gastarse demasiado dinero. La mayoría de productos que tenemos en nuestra nevera o despensa pueden ayudarnos a crear mascarillas hidratantes y económicas.
Basta con poner una cucharada de yogur natural mezclada con una cucharita de miel y un chorrito de zumo de limón y mezclarlo todo hasta que quede una masa compacta. A continuación, aplícatela en la cara y evita que toque tus ojos, ya que podrían irritarse. Relájate con la mascarilla puesta unos 45 minutos y aclara con agua templada.
Licua un pepino maduro y mezcla el líquido con una clara de huevo y una cucharada de leche en polvo hasta lograr una masa espesa. A continuación, aplícate la mascarilla y deja reposar la masa durante media hora. Quítatela con agua tibia y aclárate después con agua fría. Notarás cómo desaparecen los puntos negros y se disimulan los poros.

mejor mascarilla hidratante para la cara

En el mercado podrás encontrar varias mascarillas para la cara que te ayudarán a mantener una piel linda. Sin embargo, son pocos los casos en los que puedes saber inequívocamente si el producto fue hecho bajo los estándares que a ti te satisfacen (en términos de toxicidad, salubridad, preparación, experimentación, etc.).
Antes de aplicarte cualquier mascarilla, sin importar tu tipo de piel, debes asegurarte de tener la tez preparada para que puedas aprovechar al máximo todos los beneficios del cuidado que estás a punto de darle a tu rostro.
Inicia con un suave movimiento de adentro hacia afuera y en sentido ascendente, de esta manera contribuirás diariamente a la tonificación y firmeza de tu rostro. Recuerda que esta es una de las partes más sensibles, por lo cual los movimientos deben ser muy sutiles.
Recuerda que, así no te hayas maquillado, debes realizar este paso de limpieza para preparar tu piel antes de aplicarte cualquier mascarilla. Para limpiar tu piel desmaquillada puedes usar un jabón muy suave, de bebé o avena, y aclarar con agua templada.

mascarilla reafirmante para la cara

Las mascarillas faciales son un producto muy beneficioso para la salud de la piel. A diferencia de las tradicionales cremas para la cara, las mascarillas tienen un efecto mucho más potente por la concentración de los principios activos que poseen. Por eso, una vez por semana es buena idea aplicarnos una, para contrarrestar las carencias que pueda tener nuestra piel: falta de hidratación, un exceso de grasa, un tono apagado…
El proceso de aplicación de estos productos es muy importante para conseguir que los nutrientes penetren en las capas más profundas de la piel. Para que no te apliques la mascarilla en vano, lo primero que deberías de hacer es desmaquillarte, limpiarte la cara correctamente  y después aplicar la mascarilla. Existen diferentes tipos de mascarillas para la piel: hidratantes, calmantes, iluminadoras o purificantes. Una para cada tipo de piel y necesidad.
Las mascarillas caseras para la cara tienen muchos beneficios para tu salud, además de ser muy económicas, puedes preparar una mascarilla con casi cualquier ingrediente de tu nevera. Los ingredientes naturales pueden traer muchos beneficios para tu piel, como es el caso del aloe vera o de la miel. En tan solo unos minutos puedes tener una mezcla que mejore el aspecto de tu cutis.

Mascarilla para hidratar la cara online

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad