Recetas de galletas de almendras

Recetas de galletas de almendras

Galletas de almendras italianas

Seguro que os da la risa, porque me apasionan muchas cosas, pero es que con las galletas me sucede también y es que receta que veo, receta que quiero hacer. Estas galletas crujientes de almendra me recuerdan mucho a unas que hacía mi tía. ¡Son deliciosas!
Es muy importante que utilicemos almendra de calidad para que el sabor y resultado final sea bueno y rico. El toque de limón con la almendra es delicioso, así que no dudéis en hacerlas porque seguro que repetís. Palabrita.
Las aplastamos ligeramente y decoramos con almendra en granillo. Pincelamos con la yema de huevo batida y horneamos durante unos 15 minutos, hasta que las galletas estén doradas. Sacamos del horno, dejamos sobre la bandeja cinco minutos y dejamos enfriar encima de una rejilla antes de consumir.
Si vivís en sitio con mucha humedad ambiental cuidado con estas galletas crujientes de almendra. Protegedlas muy bien del aire y la humedad para que se mantengan bien crujientes durante los días que os duren. Si lo hacéis correctamente aguantan perfectamente muchos días.

galletas de almendra y mantequilla

Estas galletas de harina de almendra se hacen en un solo tazón y llevan sólo 5 ingredientes. Son perfectas para cuando tienes un antojo de algo dulce en la tarde, para dárselas a tus hijos después de comer o mandarlas en la lonchera.
Esta receta de galletas de harina de almendras con chispas de chocolate es saludable y sin gluten. También son de lo mas fáciles de hacer, en un tazón mezclas todo, formas las galletas y las metes al horno.
Te dejo la receta de estas galletas de harina de almendra con chispas de chocolate que quedan deliciosas y son de las recetas mas fáciles que puede haber. Es más es de las recetas que te aprendes de memoria y preparas super seguido.
Gracias! tienes razón como las sentí flojas las deje otro rato, ups. Y del aceite la verdad no sé, nunca habia probado el aceite de coco entonces no sé si está o no rancio. Voy a checar e intentaré hacerlas nuevamente. Ya les platicaré
Que ricas galletas de harina de almendra, fíjate que a mi hijo menor le encanta cuando horneo con este tipo de harina, no sé, los alimentos quedan para nada secos. Seguro que estas galletas le van a encantar.

galletas de avena con harina de almendras

Seguro que os da la risa, porque me apasionan muchas cosas, pero es que con las galletas me sucede también y es que receta que veo, receta que quiero hacer. Estas galletas crujientes de almendra me recuerdan mucho a unas que hacía mi tía. ¡Son deliciosas!
Es muy importante que utilicemos almendra de calidad para que el sabor y resultado final sea bueno y rico. El toque de limón con la almendra es delicioso, así que no dudéis en hacerlas porque seguro que repetís. Palabrita.
Las aplastamos ligeramente y decoramos con almendra en granillo. Pincelamos con la yema de huevo batida y horneamos durante unos 15 minutos, hasta que las galletas estén doradas. Sacamos del horno, dejamos sobre la bandeja cinco minutos y dejamos enfriar encima de una rejilla antes de consumir.
Si vivís en sitio con mucha humedad ambiental cuidado con estas galletas crujientes de almendra. Protegedlas muy bien del aire y la humedad para que se mantengan bien crujientes durante los días que os duren. Si lo hacéis correctamente aguantan perfectamente muchos días.

recetas con harina de almendras

No hay que perder la oportunidad de quedar bien con tus invitados y las galletas de almendra molida que te presento hoy, van a dejar a todo el mundo con la boca abierta. Y hablando de bocas abiertas, voy a contaros ya cómo preparar esta receta de galletas de almendra, porque estoy salivando solo de pensar en ellas.
Cuando tengamos una masa compacta después de amasarla durante un rato, es el momento de ver si le hace falta más harina o no. Si notáis que se os pega mucho a las manos, tenéis que poner un poco más de harina y seguir amasando hasta que no se os pegue. Después de esto, envolvemos la masa en papel film transparente y la metemos a la nevera durante un mínimo de 2 horas.
Pasado ese tiempo, sacamos la masa de galletas de la nevera y la estiramos con el rodillo sobre una superficie plana con un poco de harina espolvoreada. Debemos dejarla con un grosor de entre 0,5 y 1 cm.
Transcurridos los 15 minutos, retiramos las galletas del horno y las dejamos enfriar. No os preocupéis si presionais con el dedo y están un poco blandas. Eso debe ser así porque si salen duras del horno, al enfriarse quedarán como piedras.

Recetas de galletas de almendras on line

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad