Ejercicios para dejar de fumar

Ejercicios para dejar de fumar

Apps para dejar de fumar

Muchas personas no dejan de fumar porque creen que es demasiado difícil y es cierto que para la mayoría de las personas no es sencillo dejar de fumar. Después de todo, la nicotina de los cigarrillos es una droga sumamente adictiva. Pero con el enfoque adecuado, puedes superar las ganas de fumar.
La nicotina es tanto un estimulante como un depresor. Esto significa que aumenta el ritmo cardíaco y hace que las personas estén más alerta. Después, provoca depresión y fatiga. La depresión y la fatiga (y la abstinencia de la nicotina) hacen que una persona necesite fumar para reponerse. Algunos expertos consideran que la nicotina presente en el tabaco es tan adictiva como la cocaína o la heroína.
Ponlo por escrito. Las personas que desean un cambio suelen tener más éxito cuando ponen sus metas por escrito. Escribe todas las razones por las que quieres dejar de fumar, como el dinero que ahorrarás o la resistencia que adquirirás para practicar deportes. Conserva esa lista en un lugar visible. A medida que se te ocurran, agrega más razones.

parches para dejar de fumar

Dejar de fumar puede ser un proceso difícil que toma tiempo. No obstante, mantenerse alejado del tabaco es la parte que toma más tiempo y la más importante del proceso. Cada día debe tomar la decisión de no fumar hoy.
Las ansias de fumar son reales, no se deben simplemente a la imaginación. Cuando usted siente “ansias”, puede que también note que cambia su estado de ánimo. Además, aumenta su ritmo cardiaco y su presión sanguínea. Trate estos consejos para superar estos momentos, y no se rinda; las ansias se aliviarán:
Es posible que usted tenga mucha energía acumulada mientras trata de abandonar el hábito y mantenerse alejado del tabaco. Cuando esté buscando algo que hacer para evitar el tabaco, piense en maneras en que pueda estar activo y productivo, o tal vez pueda tratar algo nuevo. Realice labores de jardinería o quehaceres domésticos. Organice o limpie el armario, la habitación o incluso todo el sótano. Dedíquese a practicar un nuevo deporte o pasatiempo que disfrute. Algunas de estas “distracciones” también pueden ayudar a evitar que suba de peso después de dejar de fumar.

tips para dejar de fumar

La buena noticia es que son muchas las cosas que usted puede hacer para reducir las ansias y superar los síntomas comunes de abstinencia. Hasta sin medicamentos, dichos síntomas y otros problemas disminuyen con el tiempo. Quizás le ayude saber que estos síntomas son más intensos durante la primera semana de abstinencia. Desde ese punto, la intensidad normalmente disminuye a medida que transcurre el primer mes. Sin embargo, toda persona es diferente y hay quienes presentan síntomas de abstinencia por varios meses después de dejar de fumar (3, 4).
Aparte de las ansias de nicotina, quizás los recuerdos de situaciones en su vida diaria cuando usaba el tabaco le inciten a que vuelva a fumar. Los incitantes son los estados de ánimo, sentimientos, lugares o quehaceres de su vida diaria que producen en usted un deseo de fumar.
Al fumar constantemente, usted se acostumbra a tener cierto grado de nicotina en su cuerpo. Usted controla ese grado por la cantidad que fuma, por la profundidad con la que inhala el humo del tabaco y por el tipo de tabaco que consume. El dejar de fumar resulta en deseos intensos cuando su cuerpo quiere más nicotina. Toma tiempo vencer la adicción a la nicotina. Asimismo, cuando ve a otras personas que fuman o cuando está en la presencia de incitantes, es posible que sienta ansias de tener nicotina en su cuerpo. Dichas ansias son reales y no producto de su imaginación. Al mismo tiempo, quizás su estado de ánimo cambie, y quizás su ritmo cardíaco y presión arterial suban.

dejar de fumar de golpe

Una vez abandonado el hábito de fumar, el sistema respiratorio del ex fumador recuperará su fuerza gracias al ejercicio físico, una excelente alternativa para conseguir el éxito en este proceso. Incluso multitud de estudios demuestran que una persona que realiza ejercicio deja de fumar más fácilmente , que si permanece con un estilo de vida sedentario. Pero ¿Por qué sucede esto? La razón es obvia. La realización de cualquier actividad física produce en el cuerpo endorfinas, llamadas también “las hormonas de la felicidad”. Gracias a ellas se produce en el cuerpo una estimulación similar a la que produce la nicotina en el cerebro al consumir tabaco, sensación que logra combatir el conocido síndrome de abstinencia.
De hecho, una investigación realizada en ratones, publicado en The British Journal of Pharmacology, muestra evidencias acerca del efecto protector del ejercicio contra la dependencia de la nicotina. El estudio, reveló que el ejercicio en los ratones expuestos a la nicotina redujo notablemente la gravedad de los síntomas de abstinencia, demostrando el efecto protector del ejercicio ante el cese del tabaquismo y evidenciando su acción positiva contra el desarrollo de la dependencia física.

Ejercicios para dejar de fumar on line

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad