Aperitivos saludables y faciles

Aperitivos saludables y faciles

Cosas para picar baratas

Siempre se ha dicho que picar entre horas es el primer hábito que tenemos que desterrar si lo que buscamos es perder peso. Al fin y al cabo, lo que hacen es sumar calorías, y las opciones de snacks más populares no son precisamente muy ligeras. Sin embargo, también podemos practicar un picoteo saludable perfectamente combatible con la dieta.
Para que el picoteo no sea un problema hay que practicarlo de forma consciente y controlada, midiendo bien las porciones, y vigilando su calidad nutricional. El problema es que muchas veces comemos «tonterías» sin darnos cuenta -esas típicas patatas o almendras fritas de cortesía del bar, o la galleta que viene con el café- o nos da por arramblar con opciones poco sanas.
Lo cierto es que los bocados crujientes son más sabrosos y atractivos, enganchan más y nos hacen comer más, aumentando la palatilidad. Por eso nos gustan mucho más los frutos secos fritos y generalmente triunfan más las galletas que crujen al romperlas. Y tienen el peligro de que tendemos a comer mucha más cantidad antes de sentirnos saciados -el famoso «cuando haces pop, ya no hay stop», tiene su sentido-.

palomitas en sartén

No debemos abusar de las bolsas de patatas fritas, ganchitos al queso, doritos, etc. porque tienen mucha sal perjudicial para la salud, así como tampoco de embutidos y carnes ricas en grasas saturadas, ni de conservas ricas en sal y conservantes.
Los rollitos de jamón york o pechuga de pavo son una opción muy socorrida y fácil de preparar. Se pueden rellenar de queso fresco tipo philadelphia, ensaladilla rusa o una masa de espárragos de lata y puré de patatas fresco.
Precalienta el horno a 180º – 200º y tuesta las semillas de sésamo durante 5 ó 10 minutos removiendo con frecuencia las semillas ayudándote de una espátula. Deja que se enfríen durante 20 minutos y mézclalas después con el aceite. Bátelo todo hasta que la masa adquiera una consistencia espesa.
Médico documentalista y redactora adscrita al Laboratorio Clínico del Ayuntamiento de Madrid. Investigadora. Colaboradora en varias revistas de salud y nutrición y acabo de publicar el libro Estilo de vida saludable.

menú de tapas para hacer en casa

Las preparaciones para coger con las manos son siempre las más apetecibles y cómodas, y también las más conflictivas. Las típicas bases de canapés o tostas suman muchas calorías poco nutritivas y muchos hidratos de carbono que chocan especialmente con dietas como la cetogénica o aquellas que busquen potenciar las proteínas. Por eso hoy proponemos ideas para reducir los hidratos simples en el picoteo.
Precalentamos el horno a 180º C. Cortamos la berenjena en rodajas de un centímetro de grosor, aproximadamente. Colocamos en una bandeja de horno, salpimentamos y rociamos con aceite de oliva. Horneamos unos 30 minutos.
Mientras tanto, vamos a picar la cebolla así como el diente de ajo y el tomate al que habremos previamente retirado todas las semillas. Calentamos aceite de oliva en una sartén y sofreímos la cebolla un par de minutos. Agregamos el ajo y el tomate. Removemos, salpimentamos y dejamos a intensidad baja unos 10 minutos.
Nos podemos ahorrar tener que cocinar simplemente usando como base hortalizas adecuadas para comer crudas; el tomate sin duda es la opción más versátil y práctica, que admite muchas coberturas. Además del mencionado calabacín, también son excelentes opciones el apio, las envidias o las hojas de cogollo de lechuga.

granola casera saludable

Las preparaciones para coger con las manos son siempre las más apetecibles y cómodas, y también las más conflictivas. Las típicas bases de canapés o tostas suman muchas calorías poco nutritivas y muchos hidratos de carbono que chocan especialmente con dietas como la cetogénica o aquellas que busquen potenciar las proteínas. Por eso hoy proponemos ideas para reducir los hidratos simples en el picoteo.
Precalentamos el horno a 180º C. Cortamos la berenjena en rodajas de un centímetro de grosor, aproximadamente. Colocamos en una bandeja de horno, salpimentamos y rociamos con aceite de oliva. Horneamos unos 30 minutos.
Mientras tanto, vamos a picar la cebolla así como el diente de ajo y el tomate al que habremos previamente retirado todas las semillas. Calentamos aceite de oliva en una sartén y sofreímos la cebolla un par de minutos. Agregamos el ajo y el tomate. Removemos, salpimentamos y dejamos a intensidad baja unos 10 minutos.
Nos podemos ahorrar tener que cocinar simplemente usando como base hortalizas adecuadas para comer crudas; el tomate sin duda es la opción más versátil y práctica, que admite muchas coberturas. Además del mencionado calabacín, también son excelentes opciones el apio, las envidias o las hojas de cogollo de lechuga.

Aperitivos saludables y faciles of the moment

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad